Laringitis o Crup: Tos perruna, afonía y estridor

 

28544428 - baby girl coughing

En las ultimas semanas ha comenzado a refrescar un poquito…y con el cambio de tiempo empiezan aparecer las primeras laringitis.

¿Qué son?

Las laringitis son cuadros producidos por virus, en los que se inflama la laringe, que es la zona más inferior de la garganta donde se encuentran las cuerdas vocales.

Suelen aparecer por la noche…es muy característico que el niño se despierte de repente a media noche, con una tos seca y fuerte, que asusta mucho, parecida al ladrido de un perro, por ello la llamamos “tos perruna”, muy característica de este cuadro…y prácticamente ¡inconfundible¡ por eso cuando nuestro hijo ha tenido alguna laringitis previa sabemos identificarla rápidamente o cuando nosotros escuchamos al niño toser en la sala de espera…casi sin explorarlo ya tenemos el diagnóstico.

Además de esta tos tan llamativa, suele haber también afonía, el niño se despierta con la voz o el llanto ronco, y si la inflamación de las cuerdas vocales es importante y dificulta la entrada de aire, puede aparecer también el estridor, que es como un silbido que se escucha cuando el niño hace una inspiración para coger aire. Puede que los días previos haya estado con algo de mucosidad y también puede acompañarse de fiebre. En ocasiones, existe dificultad respiratoria (veremos al niño con una respiración rápida, que se marcan las costillas al respirar, que se fatiga al hablar…).

 

¿Cómo debemos actuar?

En primer lugar, si se despierta nuestro hijo así a media noche y estamos en casa, tenemos varias opciones:

-Las laringitis mejoran con la humedad ambiental, así que una opción sería asomarlo a la ventana (abrigándolo previamente) para que respire el aire frío y húmedo (este aire frío es capaz de bajar la inflamación de las vías respiratorias y mejorar los síntomas).

-Si tenemos humidificador también podemos utilizarlo…o en su defecto, puedes abrir el grifo de agua caliente del baño para que se llene de vapor y dejar que el niño lo respire.

-Quítale la camiseta y observa cómo respira: Si ves que se marcan las costillas al respirar, se mueve el abdomen, respira rápido, o esta fatigado… En estos casos debes de acudir a urgencias para valoración, porque existe dificultad respiratoria.

-Puedes darle ibuprofeno (>6 meses) para aliviar la inflamación o si tiene fiebre.

La mayoría de las laringitis son cuadros leves que curan solos (ya hemos comentado que son cuadros víricos, la gran mayoría de ocasiones, por lo que no van a necesitar tratamiento antibiótico)

¿Cuándo debemos acudir a urgencias?

-Si el niño tiene estridor (Cada vez que coge aire escuchamos ese silbido al respirar).

-Si hay signos de dificultad para respirar: respiración rápida, se marcan las costillas, se mueve el abdomen, habla entrecortada..

-El niño presenta mala coloración o mal estado general.

En estos casos es probable que vuestro pediatra os mande un corticoide oral (antiinflamatorio potente) que mejorará rápidamente la clínica… o si el cuadro es más severo puede que también sea necesario el uso de aerosoles.

 

¿Podemos evitarlas?

Las laringitis en los niños se contagian rápidamente, por ello la mejor manera de reducir el riesgo de contagio va a ser el lavado de manos frecuente y evitar el contacto con otros niños que la padezcan.

Así que si en estas semanas escuchas a tu hijo tosiendo como un perrillo, ya sabes cómo debes actuar…¡Espero que os sea útil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s