Otitis externa o ” de las piscinas”

74624185 - child has a sore ear. little girl suffering from otitis

Se acerca el verano y los peques están deseando ir a la playa y a la piscina… pasan muchas horas a remojo, buceando, saltando… y empezamos a ver las primeras otitis.

Hoy vamos hablar de las otitis externas o también conocidas como “otitis del nadador o de las piscinas”.

Es una infección de la piel del conducto auditivo externo, ( y no tienen nada que ver  con las otitis medias producidas por la mucosidad durante el invierno)

¿Por qué se producen?

Son más frecuentes en verano, sobretodo en niños, por el elevado número de horas que pasan en el agua… La humedad excesiva a nivel del conducto auditivo, puede irritarlo, lesionando la piel y facilitando la proliferación de gérmenes.

¿Qué síntomas da?

El síntoma principal va a ser el dolor de oído, que suele ser intenso, y empeorará al tirarle de la oreja, al masticar o si se hace presión sobre el oído.

A veces puede acompañarse de secreción líquida , que inicialmente suele ser transparente y posteriormente se vuelve espesa y más blanquecina.

No suelen producir fiebre y no son contagiosas.

¿Cómo tratarlas?

En la mayoría de los casos, el tratamiento será un antibiótico ótico en gotitas que habrá que aplicar dentro del oído. Si existe mucha inflamación puede ser necesario a veces también un corticoide ótico. Solo en las infecciones más graves, será necesario el uso antibióticos orales.

Para aliviar el dolor se suele utilizar ibuprofeno, paracetamol o metamizol.

Suelen curar en pocos días, pero es importante que durante el tratamiento no entre nada de agua en los oídos (así que durante esos días evita llevar al niño a la playa o piscina).

En algunos casos puede ser conveniente usar tapones o gorro de baño.

¿Cómo podemos prevenirlas?

Aunque no se pueden prevenir al 100%, si podemos tomar algunas medidas para reducir su incidencia:

-Es importante secar con cuidado las orejas de los niños con una toalla o gasa al salir del agua, e inclinar la cabeza hacia los lados para facilitar que el agua salga.

-No usar bastoncillos para los oídos, ya que podemos producir pequeños traumatismos que favorecen la infección. Además la cera que contienen los oídos tiene efecto protector, aunque estéticamente no nos gusta…recuerda que “la cera es buena, y nos protege”.

-El uso de tapones, aunque existe bastante controversia, puede ser recomendable cuando existen otitis de repetición.

-Algunos autores recomiendan la aplicación de ácido acético al 2% tras el baño, ya que con la acidificación del conducto se pueden reducir las otitis

Espero que os resulte útil este post, y ¡que este verano todos los peques disfruten mucho del agua!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s