Fimosis en niños. Di “NO” a los antiguos tirones.

La fimosis, es un estrechamiento de la apertura del prepucio (que es la piel que recubre el glande del pene).

La gran mayoría de recién nacidos tienen fimosis y es completamente normal, por eso se llama fimosis fisiológica.

Conforme el niño va creciendo, se van produciendo erecciones espontáneas, que junto con las secreciones naturales, irán resolviendo progresivamente las adherencias y la fimosis.

De hecho a los 3-4 años, en el 80% de los niños se ha resuelto de forma natural, y cuando llegan a los 16 años, tan solo un 1% sigue teniendo fimosis.

Hasta hace pocos años, se recomendaba desde muy pequeñitos dar el famoso “tirón” o hacer retracciones forzadas, lo que producía dolor y miedo en el niño, además de poder ocasionar sangrado, infecciones, cicatrices y adherencias. Si generamos una herida, y se forma una cicatriz, estaremos provocando una fimosis cicatricial que va a ser más difícil de resolver y probablemente precise cirugía.

Por eso, actualmente, las recomendaciones en este tema han cambiado, y el “famoso tirón” no solo no se aconseja, si no que está contraindicado.

Entonces, ¿Qué cuidados debo llevar a cabo?

-Lo ideal, es mantener una buena higiene con agua y jabón.

-A partir del año, al lavarlo podemos descender suavemente la piel hacia atrás, SIEMPRE SIN FORZAR.

-Con 2-3 añitos, si el niño es colaborador, lo ideal es enseñarle a hacerlo solito.

¿Y si a los 3-4 años aún no se ha resuelto?

Normalmente si llegada esta edad aún sigue cerrado, probamos entonces el tratamiento con corticoides que se aplican diariamente durante 4-8 semanas con suaves descensos sin forzar (lo ideal sería al mes, valorarlo en consulta para ver la evolución, y decidir si precisa alargar el tratamiento o no)

Con este tratamiento tópico, se resuelven hasta el 75% de los casos.

En los casos en los que no funcione el tratamiento, estará indicada la cirugía, aunque hoy día se suele esperar hasta los 8-9 años.

¿En qué situaciones puede ser necesario intervenir antes?

Existen situaciones, que pueden adelantar la indicación de cirugía y son las siguientes:

            -Infecciones de orina o balanitis de repetición

            -Dificultad para orinar por gran estrechamiento

            -Parafimosis ( el prepucio se queda atrás y no vuelve a su lugar, provocando compresión del glande)

            -Dolor durante las erecciones (niños mayores)

Espero que os resulte útil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s