Algunas recomendaciones para un destete respetuoso

-El momento del destete, o “ fin de la lactancia” suele ser un momento difícil tanto para la mamá como para el bebé en muchas ocasiones… en el que aparecen sentimientos encontrados, y no siempre ambos coinciden en cual es el mejor momento.

Lo ideal sería que el destete tuviera lugar de manera natural, de forma que el bebe/niño vaya dejando poco a poco la lactancia cuando llegue su hora…pero no siempre es así…

Si crees que ha llegado vuestro momento, lo ideal es hacerlo de manera progresiva, y comenzar siguiendo el lema “ no ofrecer pero no negar”, es decir, sólo darle el pecho cuando el bebé/niño nos lo pida, pero no ofrecérselo nosotras voluntariamente por ejemplo para relajarlo, calmarlo, porque se ha enfadado, porque está llorando….para así ir reduciendo las tomas de manera gradual.

-Hay que tener siempre presentes tanto nuestros sentimientos cómo los de nuestro hijo/a.

-Si es mayorcito, podemos hablarle de lo que va a ocurrir, para que lo entienda. Existen muchos libros infantiles sobre el destete que nos pueden ayudar a que lo entienda mejor, como por ejemplo: “Tetita”, “La Fiesteteta”, “Las tetas de mamá”, “La teta cansada”…

-Dosis extra de mimos durante este periodo

-Hacerlo poco a poco, no forzar la situación, ni que sea algo brusco, para darle a nuestro pequeño tiempo a adaptarse al cambio.

-Una opción puede ser, la de distraerlo cuando pide pecho con otras cosas, o intentar anticiparnos a la toma y ofrecer otros alimentos (siempre optando por cosas saludables obviamente, nada de golosinas, dulces, etc para contentarlo…)

-Otro método útil en niños mayorcitos es aplazar las tomas, intentar negociar un tiempo de espera, logrando así que cada vez las tomas sean menos frecuentes.

-Es muy importante contar con el apoyo de otras personas: papá, abuela, amigos…que nos puedan ayudar en el proceso.

-Explicar a nuestro hijo que la “tetita esta cansada” o “ tiene pupa” y hay que dejarla descansar un poco.

-Intentaremos durante este tiempo, fortalecer el vínculo con nuestro hijo, haciéndole sentir en todo momento que aunque la leche de la tetita se está acabando, mamá sigue y seguirá siempre a su lado.

-Muchos abrazos, besos y caricias

-Acompañar siempre el proceso desde el amor incondicional hacia nuestro pequeño/a lo hará siempre más fácil

Espero que os resulte útil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s